Sierra de la Ventana - Alojamientos | Cabañas | Hoteles.

Que conocer?

Prev Next

Cerro Ventana

Cerro Ventana

Dicen algunos turistas que, en estas sierras, la naturaleza dejo testimonio de obra maestra. Esto, c...

Garganta Olvidada

Garganta Olvidada

Paseo serrano sobre la base del  Ventana, por entre una de sus quebradas, disfrutando del cause de u...

Monolito a la Primera Conscripción

Monolito a la Primera Conscripción

Comprendido dentro del Circuito Grande al Abra del Hinojo y al Monolito a la Primera Conscripción Ar...

Patrimonio » Especiales » Ernesto Tornquist: Aniversario de un hombre extraordinario
A+ R A-
17 Jun

Ernesto Tornquist: Aniversario de un hombre extraordinario

Califica este tema
(0 votos)

Al cumplirse hoy 17 de junio, el 105 aniversario de su fallecimiento, y conociendo la increíble participación histórica de este hombre en el crecimiento de nuestra nación, Noticias Ventana le rinde este sencillo homenaje, compartiendo parte del libro "Aportes de un Emprendedor de Avanzada" escrito en parte por su Luis Fernando Tornquist (bisnieto), e invitando a ser leído y conocida tan interesante y trascendental historia de nuestro país.


A su fallecimiento, el Superior Gobierno de la Nación, en la persona de Figueroa Alcorta, decreta con fecha 17 de junio de 1908 rendir a Ernesto Tornquist los honores correspondientes a los hombres de la Representación Nacional, disponiendo que la bandera nacional permanezca izada a media asta en todos los edificios públicos de la Nación. El Congreso de la Nación invitó a la familia a realizar el velatorio en la sede de la Cámara de Diputados. En su sesión de ese mismo día 17 de junio, el Presidente de la Cámara de Diputados dijo refiriéndose a Ernesto: “… Hombre extraordinario, por la clarividencia de su talento financiero, por la rapidez de sus resoluciones, por su tenacidad y perspicacia, su ausencia será eternamente lamentada en las altas esferas financieras, en los consejos de gobierno, en las cámaras legislativas, en los directorios, y donde quiera que sea necesario el concurso de una opinión autorizada y ponderada como era la suya”. Y continúa: “La muerte de Ernesto nos priva, es cierto, de una voluntad y de una acción, de un compañero laborioso y afable y de lo mucho que aún el país podía esperar de él, pero en cambio, nos deja lo que nunca nos puede llevar, lo que vale más, lo que es imperecedero, lo que ha de acrecentarse día a día: nos deja su obra. ¡Sí! Señores diputados, su obra grande e inmortal. Ese movimiento de progreso y bienestar de que nos enorgullecemos y que observamos de un extremo a otro de la República, débesele en gran parte: se encuentra estrechamente vinculado a las iniciativas y a la perseverancia del señor Tornquist (Muy bien! Muy bien!) ¿Quién al extender la mirada por nuestras praderas pobladas de ganado, por nuestras campiñas llenas de mieses, por las usinas, por los talleres, por los ingenios azucareros de chimeneas humeantes, por donde quiera que se observe actividad, trabajo y vida transformable en riqueza, no ve el aliento de ese hombre superior que se llamó Ernesto Tornquist!

 

Describe La Nación, una vez fallecido, que Ernesto “gobernó el país en el sentido más amplio, más noble, más sutil de la palabra, sin ostensibles consagraciones oficiales, sin rango de ninguna especie en los presupuestos administrativos. Y gobernó patrióticamente”. Solo aceptó una diputación al final de su vida exclusivamente por la insistente solicitud de dos de sus mejores amigos, que entre ellos estaban enemistados por esos días, como lo eran Julio A. Roca y Carlos Pellegrini, dos de los ex presidentes más brillantes y notables de la historia argentina.


En la monumental publicación IN MEMORIAM editada con motivo de su fallecimiento, que recopila los honores oficiales tales como el decreto de duelo de la Nación y los discursos en el recinto de la Cámara de Diputados, los numerosos discursos de eminentes personalidades en su entierro en el cementerio de la Recoleta, los artículos necrológicos de diarios y revistas de la Capital Federal, del interior y del exterior americano y europeo, los telegramas, cartas y tarjetas de condolencia, que requirió nada menos que 687 páginas, dice en su editorial: “Otros hombres con igual temperamento, con sus mismas cualidades morales y dones de inteligencia, permanecen estacionados dentro de una esfera reducida. Es que don Ernesto Tornquist sabía emplear sus energías, sobreponerse a lo pequeño y salvar los mayores obstáculos. Su espíritu práctico lo colocaba en el terreno fecundo que le correspondía, rodeándola de la atención que exigía su desarrollo delicado. En sus deberes de ciudadano sirvió a su patria con el desinterés que la historia podrá marcar más tarde, si se investigan ciertos hechos como los referentes a dotar al país de un poder armado suficiente para imponer la paz a sus vecinos, pero impedir luego el conflicto bélico con su gestión personal cuando el peligro fue inminente.


En oportunidad de desencadenarse la crisis de 1892 que comprometía el desarrollo del país por el estado de las finanzas argentinas, él planteó la combinación financiera llamada “unificación”, que reorganizaba la deuda pública externa bajo un plan que consistía en establecer un nuevo servicio prolongado hacia el futuro, que habilitaba al gobierno no solo a retomar el servicio íntegro de su deuda sino a asistir a la realización de obras públicas que la agricultura, la ganadería y la industria exigían para su desenvolvimiento. Que el Sr. Tornquist tenía razón en su planteo lo demuestra el hecho indiscutible de haber sido acompañado en todo el continente europeo por el grupo de banqueros más grande que se haya formado en el mundo para realizar una operación financiera: Baring, Morgan, Banque de Paris et des Pays Bas, Comptoir National d´Escompte, Société Genérale, Heine, Disconto Gesellschaft, Deutsche Bank, etc, todos reunidos, tomaron sobre sí el plan de la unificación que fue adoptado después de un estudio y examen verificado por las mejores cabezas que dirigían aquellas bancas. En esa ocasión el Sr. Tornquist demostró no solo la confianza que en él tenía la banca europea sin sus raras facultades de consumado financista. El simple proyecto de la unificación y su contrato provisorio firmado en Europa fue suficiente para entonar las finanzas argentinas y preparar los elementos del ejército y de la armada en que debía apoyarse la solución patriótica que tuvo la cuestión con Chile.


La ley de Conversión de nuestra moneda le debe su paternidad. Pocos meses después de nacer la iniciativa el Presidente de la República doctor Pellegrini, convencido por el Sr. Tornquist, hizo suya la campaña que dio como resultado la sanción de la ley que dio estabilidad a la moneda argentina hasta el inicio de la primera guerra mundial.


Dice más adelante la introducción: El espíritu incansable del señor Tornquist no abandonó el plan de llegar a la moneda universal, de la que la ley de la Caja de Conversión fue el primer paso. Su folleto sobre la unidad monetaria, el franco como moneda definitiva, ha echado las bases de la ley monetaria y de las instituciones a crearse con ese fin.


En el mundo de los negocios, en el de la industria, el señor Tornquist no será reemplazado por mucho tiempo, porque él arrancaba de los éxitos de su propia obra las ventajas para el país y para el gobierno. Es decir, al señor tornquist interesaba principalmente lo que interesaba a todos, realizando su propia ganancia cuando había realizado la del país.


El señor Tornquist era uno de los pocos hombres de gobierno; ayudaba a gobernar o gobernaba desde su casa, creando negocios, creando industrias, pensando y sintiendo por muchos y prefiriendo la lucha activa, modesta y casi oscura de su escritorio, a la figuración política que le fue tantas veces ofrecida por diversos gobiernos para dirigir las finanzas nacionales. No quería ser ministro, no aceptó ser presidente del Banco de la nación, rechazó no pocas posiciones oficiales, y sin embargo, era todo, aconsejaba presidentes, dirigía ministros, preparaba planes y proyectaba leyes. Era, en fin un grande y principal elemento de gobierno. De su paso surgía el progreso, de sus palabras nacía el orden, de su ayuda moral o material dependía todo. La obra que deja don Ernesto Tornquist, sería, en cualquier nación de la vieja Europa, motivo para que su nombre se fijara al lado de los más ilustres y eminentes de la humanidad.

En la historia argentina merece un primer puesto.


por Luis Fernando Tornquist

 

Video relacionado

3 comentarios

  • MAITE

    HOLA M MADRE SEGUN LO Q SE SE CRIO EN EL CASTILLO Q HOY ES RUINAS EN VILLA VENTANA MIS ABUELOS TRABAJABAN AHI QUIEN PUEDA ACERCARME DATOS PARA CONOCER DE MI FLA MI MADRE ES DE APELLIDO SHEDDEN Y MIS ABUELOS ULLOA SHEDDEN GRACIAS

    MAITE123@HOTMAIL.COM

    MAITE Lunes, 17 de Junio de 2013 12:31 Enlace comentario
  • Maria. C. Romero

    Mi madre Trabajo en el castillo Tornquist desde el año1932 al 1937, para la señora Susana Pereda de Tornquist, todos los veranos viajaban en el tren familiar las 16 personas que componian el personal de servicio y pasaban los veranos alli. Mi madre se ocupaba de los 3 hijos de la pareja junto a la niñera Isabel. Las fotos que dan prueba de ello estan en el museo de Villa Ventana
    Debo decir que en buenos aires , la familia vivia en lo que hoy es la embajada de brasil

    Puertovilela@hotmail.com

    Maria. C. Romero Lunes, 17 de Junio de 2013 08:29 Enlace comentario
  • mario ernesto sola

    !!!Excelente ser Humano,Notable Persona,Un Grande de nuestra Historia....Como nos haría falta en estos momentos...Personas con estas capacidades...Donde se fueron...No quedaron Patriotas!!!

    jardinesalsur@yahoo.com

    mario ernesto sola Lunes, 17 de Junio de 2013 07:38 Enlace comentario
Logearse para comentar esta nota

Localidades

Prev Next
Saldungaray

Saldungaray

Es la ocasión de descubrir paisajes, tradiciones y costumbres, que marcaron la identidad cultural de la región. Aseguran con calidez sus habitantes que, al margen de la historia real, Saldungaray acuna otra historia, la que no se escribe, la que simp...

Leer todo
Villa Arcadia

Villa Arcadia

Villa Arcadia es un lugar recreativo que ofrece cosas sencillas pero de gran valor espiritual; . . . un lugar para conocer los grandes valores que el turismo encierra;

Leer todo
Villa Serrana La Gruta

Villa Serrana La Gruta

Lugar que emerge de la llanura entre pintorescas estancias y panoramas paisajísticos engalanados por la imponencia  de las Sierras de la Ventana. Pintoresco lugar ubicado a 35 kms. de Sierra de la Ventana y tan solo 3 kms. de la base del Cerro Ventan...

Leer todo
Villa Ventana

Villa Ventana

Villa Ventana, lugar de paz y sosiego... donde los sonidos de la naturaleza y el encanto de sus árboles, se exhiben con un esplendor diferente.

Leer todo
Sierra de la Ventana

Sierra de la Ventana

La Localidad de Sierra de la Ventana se encuentra a solo 560 kms. de la Capital Federal, ubicada al sudoeste de la provincia de Buenos Aires, en el corazón del fértil valle del Sauce Grande y custodiada por las sierras mas altas de toda la provincia,...

Leer todo

 

Especiales

Prev Next

Memorias Épicas de Doña Saldungaray

En el mes del 112° Aniversario de Saldungaray, les presentamos una entrevista en audio realizada hac...

Leer todo

Príngles: La Capital de los Lanares.

Fue una mañana de sábado soleada cuando decidimos conocer un poco más sobre la ciudad que vio nacer ...

Leer todo

Un nuevo Parque en la Comarca

El pasado lunes 27 de agosto, la Fundación Vida Silvestre en conjunto con autoridades del OPDS, conc...

Leer todo
En las Entrañas de las Sierras

En las Entrañas de las Sierras

Quien pudiera imaginar que a tan pocos kilómetros de la gran ciudad, existiera una formación serrana...

Leer todo

Ruta 33. La ruta de la muerte revela sus razones (VIDEO)

Ante la escalada de accidentes fatales que se vienen presentando en la Ruta 33, desde Noticias Venta...

Leer todo

Lo más comentado

Misterios ( Menhires )

Misterios ( Menhires )

La existencia de Menhires en nuestras sierras, es otro de los tesoros ocultos. Algunos les adjudican...

Leer todo